Make your own free website on Tripod.com

Una anécdota pinta a la música de Rada. En una de las primeras visitas de Paul MacCartney a Argentina se presentó en radio para una entrevista, casi al finalizar la misma le preguntaron si conocía algo de música argentina del momento y dijo que no, enseguida le pusieron a Sandra Mianovich a lo que Paul dijo que era demasiado comercial para su gusto, que para venderse podía ir bien, pero que no le agradaba, luego le pusieron a Charly García y comentó que sonaba a cosas ya conocidas, que le hacía recordar a su época de Beatle, luego escuchó a César "banana" Pueyredón con quien fue lapidario, no le dio más de unos años de vida artística, así pasaron varios músicos y ninguno terminaba de complacerlo musicalmente.


Estando en uno de los cortes publicitarios escuchó a "Dedos" de Totem que hacía de base para un spot comercial y preguntó que era eso y que quería escuchar más. Ahí fue cuando Paul se sintió reconfortado, y lo que quedó de programa terminaron escuchando a Totem y a Rada como solista y sentenció que eso era lo que tenían que hacer los latinos, que se dejaran de imitar a grupos sajones, ya habían muchos grupos que tocaban mal, pero que en esto ningún anglo-sajón podía igualarlos.

El

Con una especie de recopilación o "colagge" de entrevistas realizadas a

Ruben Rada y con algunas anotaciones personales encaramos esta página

homenajeando a Ruben Rada, porque los homenajes es preferible hacerlos en

vida y porque esa cabeza tiene mucho para decir

Con ustedes...

Ruben Rada

El

Extracto de reportaje realizado por Pipo Lernoud en la publicación "Canta Rock" (Argentina) terminada de imprimir en mayo del 84

En el cine de mi barrio (ex-Premier) yo iba y les cantaba en la puerta a los porteros y ellos me dejaban pasar, aprendía las canciones de los filmes y después se las cantaba, pero ellos querían más, entonces sacaba canciones mejicanas, los tangos de Gardel, cualquier cosa. Desde el principio aprendí a cantar de todo y a imitar a los cantantes internacionales.

- ¿Y aquel programa de radio?

Me metí en la radio, en el programa de Mansi, que hacía cantar a los gurises, y nos llevaba de gira por todos lados. Yo hacía imitaciones y cantaba. Ese fue mi debut profesional. Me mareaba con el éxito, las nenas del barrio me daban bolilla... (risas)

- ¿Ganabas guita?

Nos daban un "viático", que serían trescientos pesos de ahora. Era bastante para un pibe pobre, "el éxito y la fortuna"...

- ¿Salías en carnaval?

Si. Mi tio tenía una agrupación que se llamaba "Morenada". Salía toda la familia. En carnaval todo el mundo se moviliza y sale a la calle en Montevideo. Y, por supuesto, los negros son los que le ponen chispa. Los lubolos tiene una serie de personajes, el escobillero, la mama vieja, el gramillero, que son burlas e imitaciones de los amos blancos.

En cuanto hay tiempo libre, el negro saca su humor y su música a relucir, y es esa la única oportunidad que le dan de mostrar su alma. En seguida se arma el "tuco", en calor, la gente se saca de encima la pálida. El carnaval desemboca en el Teatro de Verano, que queda en el Parque Rodó, frente al mar. Allí se juzgan los grupos, las canciones. Y bueno, ganamos el primer premio con una canción que cantaba yo, "Un sueño negro".

- ¿Y el candombe?

Yo lo tengo adentro desde que nací. Como tengo las motas, tengo el candombe. Nunca tendré el pelo lacio, y nunca me liberaré del sentimiento candombero, en todo lo que compongo hay una "candombez", un recuerdo del candombe. El candombe es el ritmo de los negros rioplatenses. Antes de que mataran a todos lo negros de Buenos Aires en la guerra del Paraguay, aquí también había candombre. ¡Aquí también había barrios negros...!

- En la colonia había casi cincuenta por ciento de negros aquí, pero los mató la pobreza, la fiebre amarilla y a los que quedaban los mandaban al frente en la guerra. Ahora no ves un negro ni con lupa. Después hablan de genocidio. La Argentina está hecha sobre el exterminio de los negros y de los indios...

Y bueno, esa cultura y espíritu negro siguió encendido en Montevideo. Saliendo a relucir con permiso del blanco en los carnavales. Toda la vida existió el candombe, incluso con orquesta. Aunque no lo pasaran por radio demasiado, porque nosotros también somos colonizados y los tipos los veían como algo "grasa", lo mismo que sucede aquí con el chamamé.

Un exponente grande del candombre fue, por ejemplo, Romeo Gavioli. Y Pedro Ferreira, que tenía un conjunto tropical, también componía y tocaba candombes.

- ¿Como te juntaste con fatorusso?

Estaba laburando de cadete en el telégrafo Nacional. Una vez, volviendo de un baile en un ómnibus yo iba cantando a lo loco, y había unos pibes que protestaban porque no los dejaba dormir, iban en el ómnibus con un contrabajo de caja. ­Eran los Fatorusso! venían de hacer algún show con su orquesta de Dixieland.

Nos hicimos medio amigos. Yo además de cadete, hacía imitaciones en televisión, trabajaba de actor cómico. Y el director de la orquesta donde estaban los Fatorusso, Cacho de la Cruz, un día me invitó a laburar con ellos en la orquesta, se llamaba los "Hot Blowers" y yo imitaba a Louis Armstrong, a Danny Kaye, a los cantantes negros.

Estuve siete años con ellos, cuando entré tenía trece. En ese tiempo hacíamos de todo, cosas de los Cinco Latinos, del Club del Clan, las canciones de moda de la época. Y también hacíamos Jazz.


Beatles y Candombe

- ¿Y cómo empezaste a componer?

Cuando me dejó mi novia Susy. Me dio tanta bronca que me fui pateando tachos de basura, cantando. Y me salió mi primer tema, me copó tanto que me hizo olvidar a mi novia.

Cuando empecé a hacer cosas propias tuve ganas de tener un conjunto, y me junté con Mateo y formamos "El Kinto", el primer grupo de candombe moderno, "candombe beat", lo llamabamos.

En esa época compuse "Muy lejos te vas". No llegamos a grabar pero algunas actuaciones de televisión quedaron grabadas y salieron después en dos álbunes: "Circa 1968, el Kinto", y "Musicación 4 y 1/2" que era el nombre del espectáculo. Ahí empezó realmente mi historia musical, cuando pude juntar todo lo que había aprendido, la música de los Beatles, otros grupos y mis propias raíces de candombero. Encontré mi estilo natural.

Pero "el Kinto" no hacía guita, y yo tenía que vivir. Pasé un período muy loco, en el que fui a Perú, a Italia, trabajé en Buenos Aires y en Montevideo de cantante y de actor cómico. Pero grabé mi primer disco, que tenía un tema que fue un hit nacional: "Las Manzanas". Actué en "Ritmo y Juventud", un programa de televisión argentino, acompañado por los "Shakers", que en esa época ya eran unos genios. Actué en "Hair", junto con Miguel Abuelo, Fontova y una banda de locos maravillosos. Nos poníamos en bolas en escena, era un delirio gigante...

- De "Hair" a "Totem"...

Claro. Me volvía a Montevideo y entré en Totem, que se estaba formando. Ese era un grupo en serio, con mucho ensayo y trabajo. Componíamos con Eduardo Useta, y estaba el "Gordo" Rey en guitarra, "Chichito" Cabral en percusión, "Lobito" Lagarde en bajo y pasaron dos bateristas: Galetti y Ameigenda.

Totem fue el grupo más popular, más querido de Uruguay. Era un candombe bien trabajado, con letras fuertes y localistas. Con Eduardo agarramos una onda compositiva de la que surgieron temas como "Dedos" (hit en Estados Unidos en la versión de Airto), "Biafra", "De este cielo santo".

Cuando vinimos a Buenos Aires a tocar en B.A. Rock nos tiraron con todo, nos querían matar. Era la época de Vox Dei, Pescado Rabioso, la Pesada del Rock and Roll, etc. Nosotros tocabamos canciones con muchos acordes y armonías, y los del rock pesado de la época, que eran muy cerrados, creían que estabamos tocando boleros. "Muy lejos te vas", por ejemplo les parecía insoportablemente blando.

En esa época había que poner al mango los equipos (no había buena amplificación), darle todo el volumen, tocar tres acordes y unos gritos. Era divertido, pero musicalmente no pasaba nada. Y a nosotros nos rechazaron.

Grabamos dos long play con Totem: "Totem" y "Descarga". Los vinimos a grabar aquí porque en Uruguay no había buenos estudios. "Descarga" lo sacó el sello Trova, pero pasó desapercibido.

Yo me fui de Totem después de tres años, y grabé un disco en Buenos Aires con músicos argentinos: "S.O.S.". Ese long play no salió en Argentina, pero si lo sacaron en Uruguay.

Después me fui de nuevo a laburar a Europa con Benny Izaguirre. Como ves, estuve viajando bastante, probando...

- Es que todavía no se habían abierto las orejas para el candombe...

Los Fatorusso estaban en Estados Unidos trabajando con Airto Moreira y su mujer, Flora Purim, dos brasileros que inventaron la onda latino-brasilera-jazz-rock de super nivel. Y además, los Fatorusso y Ringo Thielman habían grabado el primer long play de Opa, que para mi fue el mejor grupo de América Latina. En ese disco había varios temas mios que yo le había mandado a Hugo por correo en un casette. Cuando me llamaron para intervenir en el segundo disco, "Magic Time", me quise morir. No había en ningún lado un grupo latinoamericano que sonara así.

Esos discos son del 76 y todavía matan. Para mi fue lo mejor que hice en mi vida.

- Estos discos todavía muestran lo que se puede lograr a partir de ritmos nuestros con la cabeza abierta y el corazón decidido.

Grabamos en Estados Unidos en castellano y por supuesto el disco no se vendió mucho. Pero quedó marcando un nivel para todos los demás que vengan atrás.

Cambiando Bandas

Yo me tuve que volver porque se me acabó la visa. Y me vine a Buenos Aires. Poco a poco empecé con mi música aquí, armé La Banda. Cuando los "Fato" vinieron a tocar con Milton Nascimento, presentamos Opa y nos contrataron para grabar un disco que se llamó "Otroshakers" y que me gusta mucho. Tiene una música quizás difícil para entender, música muy loca.

Los " Fato" se quedaron por aquí. Osvaldo ahora toca conmigo y hace arreglos para otros cantantes. Hugo está en Brasil.

Yo seguí con La Banda y grabamos el disco, pero la cosa no anduvo demasiado. Ninguno tenía ganas de luchar como luchan todos los grupos que recién empiezan, pensá que eran músicos grandes como Navarro y Baraj, tipos que hace años que están trabajando, eran super músicos.

Formé otro grupo "La Rada", con Daniel Homer, otro super músico y Beto Satragni y grabamos el disco. Pero Daniel tenía que apoyar a su mujer, Chany Suarez y Beto quería hacer su propio trabajo, así que de nuevo me quedé sin grupo.

Entonces armé este grupo, que ya duró dos años y que me gusta mucho, con Ricardo Lew y Osvaldo Fatorusso. Con esa gente grabamos "En Familia" que fue mi mejor disco solista hasta ahora. Y hay un disco en vivo, que no me gusta mucho porque no fue una buena actución la que grabaron y encima está medio desafinado. Tiene temas buenos, de todos modos.

- ¿Quiere decir que vos recién estás empezando tu propio laburo, no tuviste muchas oportunidades de desarrollar tus cosas?

Yo vengo pagando un derecho de piso impresionante. Aquí hace cinco años que vengo dándole duro, de manera que nadie me puede decir que el candombe es una moda pasajera. Yo vengo luchando para que Argentina recupere su candombez, y creo que poco a poco lo estoy logrando. Argentina es triste, es un poco como europea, como Austria, porque le mataron a los negros y desapareció esa picardía y ese ritmo negro.

- ¿Y el Canto Popular uruguayo?

Allí continúa el candombe. Esa gente utiliza todos los ritmos nacionales, como la milonga, la murga, la chamarrita y hacen cosas maravillosas. Tuvieron dificultades enormes, porque los prohibieron siempre, pero siguieron adelante y ahora son muy populares.

Cuando la Democracia vuelva a Uruguay se lo vamos a deber en gran parte a ellos. Y musicalmente es un movimiento riquísimo, aunque casi todo acústico, continuando el canto tradicional de Viglietti y Zitarrosa. Hay gente como Jaime Roos que hace música más eléctrica. Pero todos tienen letras buenísimas.

El



Y ahora pasemos a un extracto de entrevista de la resvista quincenal "Guambia" (Diciembre 1995) *

* Aclaración: de la entrevista anterior a esta han pasado ya casi 12 años...

Ruben Rada, el regresado...

"Yo creo en la reencarnación: después de la muerte... hay candombe"

- ¿Qué edad tenés?

Cincuanta y dos años... Bueno loco, aquí estoy, viendo si creerle a Montevideo.

- Parece que no te terminas de afincar...

Yo no me pienso ir más. Aparte mi mujer me dijo "no me voy nunca más de acá". No es porque le guste tanto Uruguay, pero bastante han sufrido los chiquilines andando por todo el mundo. Matías estuvo cuatro años en México, desde los cinco a los nueve... lo tuvimos que sacar de ahí porque no quería venirse, hizo toda su vida allá; Julieta fue del año hasta los cinco si se quedaba dos o tres años más no la sacaba más de ahí... ya se habían aprendido el himno mexicano y yo ni loco, dije "me voy ya".

Ahora acá para mi parece que está todo tranquilamente bien, eso no quiere decir que ahora me haga el caldo gordo de lo que pasa en el país... tantas veces me fue tan mal que me tuve que ir, pero ahora me está llendo fenómeno. He venido otras veces a tocar acá y no me iba tan bien. Parece que la gente dijo "ahora que Rada está acá..." antes era como que estaba castigado.

- ¿Castiga el País?

Yo pienso que si... yo estaba en el banco.

- ¿Estuviste cuatro años en Ciudad de México?

Si, cuatro años. Salí muchas veces, con Tania Libertad estuvimos en Italia, Alemania, España, Costa Rica, Perú, etc. Solamente Argentina faltó, porque le die a Tania, "yo ahí soy más famoso que vos, así que no voy porque no corresponde si es tu show" lo mismo me pasó con Luis Miguel a quien acompañé en algún show en México pero no podía acopañar a Argentina o Uruguay.

- ¿Te gusta Luis Miguel?

Como cantante me parece maraviloso. Lo unico que no me gusta es que termina un disco del él y decís que bien canta... nada más... nunca canta ninguna para el pueblo ¨no?. Y tampoco es eso, capaz que es una mala costumbre nuestra de que por lo menos en algún disco haya una canción que diga algo. Este disco que estoy grabando es un disco bien directo, así para la juventud ¨no? bien funky que habla de amor y tira par de pataditas de cómo vivimos los uruguayos.

- ¿Estás mucho más manso, no?

¿Yo? tás loco... ­estoy loco como una cabra! No, estoy cansado, eso es lo que me pasa. Tengo 52 años y estuve en Herodes, con lo de Buenos Aires haciendo notas con Tinelli, con Nico y con Moria Casán y me dieron como en bolsa, son horas y horas dando vueltas por los diarios y en conferencias de prensa. Después me mató lo del gordo (Enrique) Rey (ex guitarrista de Totem). Ibamos a hacer Totem el 15 y falleció hace tres días, estaba en el aeropuerto para salir por acá y le vino un infarto... aparte mi hermano mayor, Martín, que está en terapia intensiva. Y bueno la cabeza duele más que el cuerpo... Una pena porque la idea mía era volver a cantar los temas de Totem. Yo tengo la experiencia de cantar algunas a capella en los conciertos y todo el mundo canta, como que la gente estaba esperando esto, justo ahora salió el compact con los dos discos que suenan un disparate.

- Hay otra idea de reunión con Opa ¿no?

Eso lo quiere hacer San Martín a fin de año, lo de Opa, pero no sé, porque Hugo va a Japón con una banda que se llama "La Banda Soñada": son Sting, Alex Acuña, Hugo Fattoruso, Milton Nascimento, Breacker, toda una cantidad de capos que van a tocar a Japón en enero y Hugo creo que viene para acá en marzo.

- ¿El ahora está en Nueva York?

Sí, yo grabé dos discos allá con él. Se llaman "Rada Music I y II". Con el último productor de Jaco Pastorius y eso va a salir para Japón, Europa y EEUU. Estoy esperando a que salgan esos discos a ver qué pasa...

- Tu idea entonces es quedarte acá y viajar...

Mi idea es quedarme acá definitivamente porque viví 23 años afuera y las pasé todas. Entonces la idea mia es quedarme en Montevideo y desde acá me muevo. Pero antes no la podía hacer, porque bueno, si me hubiera quedado estos 23 años acá ahora estaba en terapia intensiva como mi hermano. Parece que tengo que empezar a manejarme como se manejan los artistas, con cierta mezquindad. Tenés que esconderte de vez en cuando para que la gente cuando te vea salte y diga "ay, le vi la oreja a Rada", y yo soy un tipo de pueblo que me gusta andar en la calle, me gusta ir al estadio y a todo lados y parece que es contraproducente.

- ¿Te metés todavía en las llamadas?

Sí, ahora el 24, 25, 31, 1º y 6 de enero salgo con los tambores seguro, ésas son las que me gustan. A eso vine, por eso estoy viviendo acá, porque antiguamente yo terminaba de tocar los tambores en Cuareim a las 11 de la noche con mis hermanos y corríamos para llegar antes de la una hora a mi casa... siempre llegábamos 12 y 10, 12 y cuarto, llegábamos muertos y mi vieja decía "ya tomamos, ya comimos, no vengan...". "No mamá, disculpemé que estaban los tambores..." porque hasta que no termina la última no podés parar, parte ahí abajo te dicen agarrá el tambor, lo llevás y lo traes. Salis muerto de tocar cuarenta cuadras y ahora como estoy en el Parque Rodó, ponele que llegás a Ansina y como estoy gordito me enrollo como los pibes del Capitán Cook y vengo rodando por la bajada.

- ¿Y sólo música, no has vuelto a hacer teatro?

En Pro - OperaMe hicieron hacer esto de Pro Opera de Herodes, que para mi fue bárbaro, lo que pasa es que me tocó un personaje muy chiquito, canta una sola canción de tres minutos. Podía haber hecho Judas también, lo que pasa es que es una ópera y aparte el tipo que hacía de Judas cantaba maravillosamente bien. Era una ópera rock y hay muchos tipos catedráticos del SODRE que de repente no les gustaba que yo estuviera ahí, pero cómo explicarles que los norteamericanos, por ejemplo no utilizan cantantes de ópera. En EEUU buscan los fenómenos, tipos que canten en cuatro octavas, que pueden hacer tanto de barítono como de tenor y van para donde quieren, por ejemplo Steve Wonder es un tipo que llega hasta el cielo con la voz cantando y no es un tenor, es una cosa rarísima.

- ¿Qué te gusta más, cantar o tocar?

(Lo piensa).
Ah, me gusta más tocar. Pero no sé si es cierto eso, no lo creo, porque me gusta más tocar porque es menos responble, entonces estoy en grupo y toco las congas y me divierto, si tengo que salir a cantar el responsable soy yo entonces tengo que laburar como loco... y tengo que triunfar.

- ¿Y cómo llegás más, cantando o tocando?

Como le gusta estar, tocando...Llego más cantando, pero me siento más comodo cuando estoy tocando. Pero bueno por eso siempre armé grupos, siempre me gustaron los grupos porque cuando vos estas ahí todos tocan de otra manera, a pesar de que en los grupos mios lo más importante es la amistad y divertirse y yo estoy como todo el mundo viajando 20 horas en el micro si hay que hacerlo, y tengo la suerte que los grupos que tocan conmigo meten pa' delante y se divierten como locos. Vos te encontrás por ejemplo con Julio Iglesias o Montaner o solistas de esos que ves que el grupo está tocando ahí porque cobra. Toca fenómeno, toca bárbaro pero no pone nada de él extra. No sale adelante ahí con la guitarra a pelear a enfrentar al público, tocan su parte ahí, lee y chau entonces los grupos suenan de otra manera.

- Nunca tuviste auto ¿no?

Tuve un Renault 12 en Argentina, pero lo manejaba mi mujer, yo empecé a manejar a los 50 años y medio en México. Porque México es tan grande que vivía andando en el subte y las "uauas" y no llegaba nunca a mi casa. Entonces me compré un Renault 18 allá que me costó 3000 dólares. Pero con los automáticos ¨viste? como los chocadores. Ahora tengo ganas de comprarme uno acá, un Volkswagen o algo, para ir afuera los fines de semana con los chiquilines, llevarlos a Atlántida y eso. Es la única manera que tengo de escapar porque si me tomo un ómnibus por ejemplo, subo y tengo que hablar con todo el ómnibus "vó, Rada, vení" y no importa que estés con tus hijos, los tipos ni te miran y te presentan a la señora y demás "¨vos te acordás de tal lado?" y yo "mostrame la cara por lo menos" y tenés que atenderlos y estar con ellos... o si no te gritan de espaldas "vó ¨no saludás?" y vos no tenés ojos en la nuca. Pero el uruguayo es mucho más tranquilo, en Argentina es pero todavía, son más efusivos, son diez, y los diez empiezan a gritar y a cantar tus canciones... es un papelón que no sabés donde meterte.

- ¿Seguís llendo a ver a Peñarol?

Fui contra Central y contra Sudamérica, a llevar a mi hijo para tratar que el loco se adapte, que empiece a agarrarse de algo de lo que es el Uruguay ¨no?. Fue al estadio con unos amigos de 9, 10 años y el padre; eran todos hinchas de Nacional. Fue cuando Peñarol salió campeón, vino como enloquecido, afónico, gritando... para mi es una alegría bárbara que el loco empiece a sufrir y a ser feliz con Peñarol.

- ¿Y toca el tambor?

No, no me da bola. Cuando tenía cuatro o cinco años tocaba mucho más el tambor. Le gustan las computadoras, el Nintendo, escucha los Beatles es fanático. Había empezado con Michel Jackson y ahora se enganchó con los Beatles.

- ¿Creés en Dios?

Si, pero no creo en la Iglesia

- ¿Y después de la muerte qué hay?

Candombe, candombe... yo creo en la reencarnación, mi tía me decía siempre que había otra vida, que era un disparate venir a este mundo a pasar esto así, que por lo menos los que hayan pasado mal tienen que tener una revancha ¨no?. Yo por ejemplo tuve la revancha en propia vida, porque nosotros éramos siete en una pieza: mi tía y mi madre que eran mellizas, mis dos primos y mis hermanos. Eramos cinco negritos y dos morenas que laburaban como locas en una pieza con velas hasta los doce años. Bañarse en un latón, cagarse de frio, sabañones, hambre, piojos, sarna, tuberculosis que tuve de los dos a los cuatro años, raquitismo, todo... y peleando, peleando salimos adelante. Tengo tres hijos maravillosos, una gente que me quiere, un país, la música... por lo menos se me pagó en vida, pero hay gente que se va de este mundo sin pasarla bien y pienso que tiene que haber otra vida, yo con la que me tocó estoy conforme, pero hay otros que supongo que no, ésa es mi opinión de filosofía sobre la vida. *



Ahora Ruben Rada está siendo el conductor de un programa radial en F.M. (aparte de no dejar nunca la música de lado) el nombre del mismo es Radar y va por X F.M., lo acompaña en la co-conducción César Martínez, otro terrible músico, la propuesta es divertida, alegre, indentifica muy bien a Ruben, tanto es así que fue destacado como "revelación" en radio por la publicación "El País" al hacer el balance del año 1996.
Me gustaría haberle hecho unas preguntas de actualidad a Ruben, pero por motivos de fuerza mayor no he podido contactarlo para realizar una "mini-intervieu", para saber que piensa esa cabeza de las cosas que van pasndo en el país y en el mundo. Trataré de hacer un acercamiento y en un futuro actualizar la página con esas preguntas, que para mi son claves.


Home Sweet Home